¿A quiénes llaman la nueva izquierda?: discursos contra el feminismo y la diversidad sexual

Actualizado: ene 14



El pasado 18 de junio se realizó una conferencia titulada “El peligro de los falsos derechos: deconstruyendo el feminismo radical, la ideología de género y el aborto”, la cual tuvo lugar en el Palacio de la Cultura y los Congresos (PALCCO), ubicado en Zapopan, Jalisco. Los conferencistas fueron Agustín Laje y Nicolás Márquez, autores del libro “El libro negro de la nueva izquierda”; fueron invitados por CONFAMILIA, una de las organizaciones del Frente Nacional por la Familia, y se presentaron en varias ciudades del país durante esos días. Algunas organizaciones civiles de diversidad sexual solicitaron al gobierno estatal y municipal que se cancelara el evento, y pidieron la intervención de CONAPRED, instancia que hizo público un exhorto en el que pedía al Gobierno del Estado de Jalisco y el Municipio de Zapopan cancelaran el evento[1]. Al principio, la titular de la Secretaría de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres desestimó el exhorto y, en redes sociales, declaró que no podían oponerse al evento porque sería “violentar la libertad de expresión”; después de que se realizó la conferencia, ella declaró ante medios de comunicación que no intervino porque no tenía las atribuciones para cancelar el evento, pues se trataba de un espacio privado. Aunque el actual gobierno estatal creó una dirección de inclusión a la diversidad sexual, no hubo ningún pronunciamiento de su titular para recomendar la cancelación de la conferencia ni para desmentir alguno de los argumentos de los voceros conservadores. Finalmente, la conferencia se realizó mientras afuera de las instalaciones nos manifestamos distintas personas y organizaciones con trabajo en diversidad sexual quienes recibimos a los asistentes con consignas como “discurso de odio no son libertad de expresión”, “mismos impuestos, mismos derechos”, entre otras.


La realización de la conferencia, sin oposición del gobierno local, nos muestra la eficacia de los repertorios discursivos y políticos de los grupos conservadores. Se observa que sus argumentos lograron engañar al funcionariado público; estos actores apelan a la libertad de expresión como un pretexto para que se les permita emitir mensajes que refuerzan el miedo a que cambie el orden social si se avanza en reconocimiento de los derechos sexuales; discursos que fomentan el estigma, la discriminación y el odio hacia las feministas, los activistas de la diversidad sexual y a quienes cuestionan el orden social. Los actores conservadores locales han desarrollado estrategias políticas desde hace muchas décadas, pero a fines de los años noventa e inicios de la década del 2000 tuvieron fuertes vínculos con los gobiernos de Jalisco y los municipios; y no hay que descartar que existan alianzas y procesos de incidencia política para influir en las acciones del actual gobierno. Su alianza con anteriores administraciones y su influencia en las legislaturas de Jalisco sentaron las bases para que el Estado no interviniera para cancelar el evento bajo la justificación de que es de carácter “privado”; por un lado, sus gestiones han logrado detener las iniciativas de ley estatal contra la discriminación y evitado que se forme un verdadero consejo que intervenga en asuntos entre particulares; por lo tanto, esa “privacidad” es producto de pactos políticos e ideológicos. Por otro lado, PALCCO es una instalación que se construyó con fondos públicos durante gobierno panista, y en un predio que era propiedad del municipio; pero que se asignó en comodato a la RATO (Radiodifusoras y Televisoras de Occidente); de manera que es un espacio con cierta inmunidad a la intervención gubernamental, cuya “privacidad” se sostiene en un intercambio material e ideológico entre un anterior gobierno conservador y las empresas que manejan medios de comunicación.


Pero, más allá de que no se logró cancelar el evento, es necesario reflexionar ¿Por qué las organizaciones civiles y la CONAPRED consideraron que debía suspenderse la conferencia? Al respecto, la relevancia del texto “El libro negro de la nueva izquierda” radica en que ha estado siendo presentado en muchas ciudades de Latinoamérica, es una de las fuentes bibliográficas que están utilizando actores conservadores para argumentar sus demandas en contra de la diversidad y los derechos sexuales y reproductivos, y ha sido adoptado como una estrategia de los grupos conservadores para producir como enemigo común al feminismo y el activismo LGBTTTI+. Por un lado, asociar los derechos sexuales a las izquierdas es una manera de enlazar la tradicional oposición de la Iglesia católica al comunismo y el socialismo, ahora se reenfoca como enemigo a quienes promueven derechos sexuales y reproductivos; para ello presenta su labor como una especie de invasión política y se les considera como sujetos que representan una amenaza. Argumentan que el feminismo y los colectivos de la diversidad sexual tejen una conspiración contra el orden sexual tradicional en complicidad con gobiernos y agencias internacionales. Acusan a estas instancias de imponer una “ideología de género”, la cual consideran una perspectiva que pretende homosexualizar a la sociedad, desnaturalizar el sexo-género y permitir el aborto. Para ubicar estos movimientos como una nueva izquierda, utilizan de manera superficial y tendenciosa, un texto de Ernesto Laclau y Chantal Mouffe, quienes en realidad no comparten las ideas de estos autores.


En su tendencioso acercamiento al feminismo, los autores citan más a hombres que a mujeres; y parten de la idea de que esta vertiente teórica, desde Simone de Beavoir, ha dejado de promover la igualdad y se ha dedicado a promover la idea del género como una construcción social. De esta manera, acusan al feminismo de ser una ideología que violenta “leyes naturales”, que los actores religiosos conservadores consideran de carácter sagrado. Al sujetar el género y la sexualidad a lo biológico, plantean que las personas trans deberían sujetar su identidad de acuerdo a su sexo biológico, y a reconocer la heterosexualidad como única forma de vinculación digna de ser reconocida por el Estado y protegida por la ley. En el libro, se observan también mensajes que fomentan el miedo y el estigma en relación al avance de los derechos sexuales y reproductivos, además de que hacen una permanente desacreditación de autores/as como Foucault, Butler y Preciado; quienes han hecho importantes aportaciones en relación a la construcción social de la sexualidad y la manera en que el poder y los discursos inscriben los cuerpos y producen la subjetividad.


El texto ofrece una argumentación en contra del aborto, un tema que aún es motivo de tensiones debido a que aún se encuentra muy sacralizada la noción de “la vida”, a partir de la cual los grupos conservadores consideran que las mujeres no tienen derecho a decidir sobre continuar o suspender su embarazo. Otro de sus argumentos clave es que asocian el movimiento de la diversidad sexual con la pederastia, de esta manera producen simbólicamente a un enemigo encarnado en un sujeto que, según ellos, no tiene capacidad de regular su propia sexualidad y que amenaza con destruir el orden social y dañar a la niñez. Por último, se refieren a la infección por VIH como “peste rosa”, término que ha sido descartado desde los años noventa por considerarse lenguaje discriminatorio debido a que fomenta el miedo a la transmisión fácil de la infección por VIH y la asocia a la homosexualidad, de manera que genera un imaginario de que un “otro” viene y amenaza a la sociedad con enfermarla. Finalmente, el libro es utilizado como un recurso para argumentar en contra de la diversidad y los derechos sexuales, y a la vez alimentar el miedo colectivo a la pérdida del orden sexual: “la familia”, “la sexualidad natural”, “la inocencia”, “la vida desde la concepción”.


A fin de cuentas, resulta necesario que el funcionariado público y demás personas con trabajo en género, diversidad y derechos sexuales tenga un conocimiento mínimo acerca de la agendas de grupos conservadores que están movilizándose en contra de estos temas en a lo largo y ancho del país, el continente y el mundo; de otra manera, seguirá el avances de los discursos que fomentan el miedo a la pérdida del orden social y el odio hacia el feminismo y el activismo en diversidad sexual.

[1] https://www.eloccidental.com.mx/local/conapred-exhorta-al-gobierno-de-jalisco-a-prevenir-practicas-discriminatorias-por-conferencia-en-palcco-3765324.html?fbclid=IwAR2SDG9raaQroxCN9Azfqdgb2dJRmKkDYm-jxTvd8iqdDBNy1KkdU3i3x98



Especialistas
Conoce a los especialistas en el estudio del fenómeno religioso que escriben en el blog del #LOFRSC 
Ciclos
Encuentra todas las conferencias de nuestros ciclos anuales y los diálogos sobre novedades editoriales desde el 2016
Blog
¡Cada semana encuentra nuevas entradas de especialistas invitados! 
Comenta y comparte en tus redes sociales
Invitaciones
Encuentra invitaciones y convocatorias sobre los estudios del fenómeno religioso y ¡envíanos la tuya para publicarla!

#LOFRSC

  • Facebook
  • Twitter
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Facebook Icon