Familias, Iglesias y Estado Laico

Actualizado: ene 14

#NovedadesEditoriales #PresentaciónLibro

El miércoles 24 de julio hemos presentado en la Casa Refugio Citlatépetl el libro Familias, Iglesias y Estado Laico. Enfoques antropológicos, coordinado por Carlos Garma, Rosario Ramírez y Ariel Corpus. En la presentación, organizada por Evelyn Aldaz y Católicas por el Derecho a Decidir, estuvimos Bernardo Barranco, los coordinadores del libro y yo. Al final de la presentación tuvimos un fructífero diálogo con los asistentes, de organizaciones defensoras de derechos y público en general, que resultó muy interesante, poniendo de relieve la importancia del fortalecimiento del Estado laico en la coyuntura que vive nuestro país.

Presentación del libro Familias, Iglesias y Estado Laico en Casa Refugio Citlatépetl, 24 de julio de 2019

Les comparto algunos de mis comentarios sobre el libro, animándolos a leerlo.


El libro “Familias, Iglesias y Estado Laico”, compuesto por once capítulos organizados a partir de tres ejes temáticos: Familias, Iglesias y Género; Sexualidad, Derechos y Estado Laico; Iglesias Evangélicas: Posturas y Disensiones; es producto del diálogo abierto con el foro del mismo nombre organizado por el Departamento de Antropología de la Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa en el marco de la coyuntura abierta por la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto en 2016 para modificar el Artículo 4to Constitucional para incorporar el matrimonio igualitario y las reacciones de oposición a la iniciativa por parte de los sectores conservadores, identificados en el texto por Ariel Corpus como ecumenismo conservador, en iniciativas como desplegados periodísticos y particularmente por el surgimiento y movilizaciones del Frente Nacional por la Familia. Sobre dicha coyuntura, el capítulo de Leopoldo Cervantes-Ortiz que cierra este texto ofrece un interesante recuento cronológico que nos organiza un escenario complejo. Sin embargo, como lo ha demostrado el orden de los sucesos posteriores, la vigencia del libro no es coyuntural, sino que pone en la mesa de la discusión académica y social el tema de los derechos como iluminador de un debate nacional que no debe perderse de vista: el Estado Laico.


Garma, C.; Ramírez, R. y Corpus, A. (2018). Familias, Iglesias y Estado Laico. Enfoques Antropológicos. México: UAM Iztapalapa y Ediciones del Lirio


Si bien el texto es resultado de un foro en un espacio académico, los organizadores y coordinadores del libro, se proponen poner “el foco de atención y debate en distintos ámbitos, desde las perspectivas pública, académica y legislativa” (p. 17) y congregan una diversidad de formaciones disciplinarias que incluyen la sociología, la antropología social, la psicología social y la teología. El resultado es un texto abierto a distintos públicos, no solo al académico, sino también a “funcionarios de gobierno, representantes eclesiales y público en general” (Garma, 2018, p. 29) que sitúa la importancia de la discusión en espacios más abiertos de la sociedad mexicana, pues parafraseando a Mariana Molina (2018, p. 167) en el cierre de su capítulo Padre, madre e hijos. La familia tradicional y la salvaguarda del orden social “la creciente diversificación de los modos de vida anclados en núcleos familiares, identidades de género e incluso afiliaciones religiosas heterogéneas implica necesariamente cambios en la organización social”. Buscar establecer (como hacen estos sectores) una moral única, “niega el derecho de los ciudadanos a elegir el tipo de vida que desean bajo el amparo del estado laico”.


Diversos lectores encontrarán en este texto énfasis más o menos interesantes según sus propios intereses y formaciones, pero todos los capítulos abren aristas de discusión imprescindibles para la construcción de una sociedad abierta y democrática. En ese sentido, el primer capítulo Adán y Eva en el imperio gay: elementos para comprender la controversia sobre familia, Iglesia y Estado laico de Carlos Garma sitúa una serie de elementos para comprender “la importancia que tienen las familias para las iglesias en la transmisión y socialización de la religión entre los creyentes” (Garma, 2018, p. 29), un elemento indispensable, entre otros que se aportan en este libro, para comprender que no estamos frente a una posición irracional de los grupos conservadores o anti-género como les han identificado otros autores; sino a visiones del mundo que están dispuestos a defender en la esfera política y cultural, tensionando el régimen laico y los espacios más o menos secularizados de la sociedad mexicana.


Dada la coyuntura en que nacen los textos que conforman este libro, el Frente Nacional por la Familia ocupa un lugar central en varios de los análisis y desde distintas perspectivas que para mi han resultado particularmente interesantes, dados mis propios intereses de investigación. Los capítulos de Carlos Mora Tensiones de la laicidad en el espacio público: a propósito de la movilización del Frente Nacional por la Familia; de Mariana Molina que ya he mencionado y de Ariel Corpus, Los evangélicos mexicanos frente al matrimonio igualitario me han resultado particularmente sugerentes para seguir pensando los debates entre laicidad, secularización y las tensiones de los espacios públicos y privados.


Me resulta particularmente sugerente el esquema que propone Carlos Mora sobre las tensiones en el espacio público secularizado a partir de los planteamientos de Foucault (pag. 54-55), especialmente el criterio de voluntad de verdad, pues nos da elementos para analizar la estrategia de estos grupos de mover sus argumentos a la esfera de la biología, la medicina y la bioética en clave religiosa con pretensiones de objetividad científica, que descalifica a las ciencias sociales como ideología, buscando también resignificar los derechos humanos. Estos procesos se fundamentan en construir un enemigo común, a partir del pánico moral, como bien se observa en el capítulo de Josué Tinoco y Osusbel Olivares, Los guardianes de la fe y el cuerpo; y como pone en relieve Yanina Ávila en su capítulo ¿Quién le teme al género? La lucha por el poder interpretativo, en donde resalta los componentes de la ideología de género, un tema pendiente de discutir en la academia y los activismos con mayor profundidad, que como bien señala Rosario Ramírez en su capítulo Narrativas religiosas y el aborto legal, aparece en el tema de las narrativas religiosas sobre el aborto que, siendo un eje transversal, parece quedarse fuera por el alud de la coyuntura y que cruza el resto de las temáticas de manera silenciada.


Por la naturaleza de la obra se comprende que es difícil lograr un diálogo entre los capítulos, pero en ese sentido se extrañan unas conclusiones que permitan apreciar las conexiones y diálogos abiertos. Me parece que una de las riquezas de acercarse al libro es justamente poder dialogar con estas propuestas de análisis que permiten pensar que se trata de estrategias institucionales para posicionarse y reposicionarse en la esfera pública ante un escenario que tiende a la secularización, negándose a aceptar el papel marginalizado, como plantea Carlos Mora; pero también desde la perspectiva de lo correcto y lo incorrecto en el orden social (Mariana Molina), a partir de la narrativa religiosa que sostiene tanto la vida individual como colectiva y la separación entre el reconocimiento de la laicidad por parte de muchos sectores evangélicos y la distancia con los temas de moral sexual no secularizada que plantea Ariel Corpus.


En ese mismo sentido encontré sugerente dialogar entre la idea de los discursos de odio que plantea Carlos Mora (pág. 49) y cómo estos discursos de transforman en una narrativa planteada en el amor a la humanidad y al prójimo, como señala Yanina Ávila citando a Ahmed (p. 75).


Finalmente debo señalar una riqueza del texto que pone en evidencia una realidad que a los investigadores del fenómeno religioso siempre nos interesa destacar: la visibilización periodística de los sectores conservadores no recoge la realidad de las congregaciones e iglesias en justa medida, el trabajo socioantropológico nos revela que no todas las iglesias son conservadoras, aun al interior de las mismas denominaciones y que siempre hay espacios de resistencia y cambio, como podemos apreciar en los capítulos de Cristina Mazariegos, “Piensa y deja pensar”: postura(s) de las mujeres metodistas frente al matrimonio, la sexualidad y la homosexualidad, y de Andrea Espinosa Burguete, Ser gay y cristiano en la Ciudad de México.

Especialistas
Conoce a los especialistas en el estudio del fenómeno religioso que escriben en el blog del #LOFRSC 
Ciclos
Encuentra todas las conferencias de nuestros ciclos anuales y los diálogos sobre novedades editoriales desde el 2016
Blog
¡Cada semana encuentra nuevas entradas de especialistas invitados! 
Comenta y comparte en tus redes sociales
Invitaciones
Encuentra invitaciones y convocatorias sobre los estudios del fenómeno religioso y ¡envíanos la tuya para publicarla!

#LOFRSC

  • Facebook
  • Twitter
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Facebook Icon