Las terapias de conversión como formas de violencia

Actualizado: feb 20


Intervenciones para “corregir” la orientación sexual o la identidad de género

El rechazo hacia la diversidad sexual y de género ha sido un patrón cultural en la historia de Occidentes y continúa teniendo graves efectos en este país; provoca discriminación, violencia y crímenes por odio; uno de los problemas más importantes son los Esfuerzos para “corregir” la orientación sexual o la identidad de género (ECOSIG). Muchas personas todavía creen que las orientaciones e identidades que salen del modelo de heterosexualidad obligatoria y binarismo sexogenérico son una enfermedad, por lo que es necesario estar alerta contra las intervenciones pseudocientíficas que pretenden “curar” nuestros deseos e identidades. Ahora que hay iniciativas para prohibir legalmente estas intervenciones en Ciudad de México y Jalisco, vale la pena reflexionar sobre este tipo de prácticas.

Estas intervenciones muchas veces son realizadas por organizaciones religiosas o por profesionistas que utilizan sus credenciales profesionales pero que trabajan desde sus creencias personales. Algunos de estos supuestos tratamientos atentan contra la dignidad e integridad de las personas porque utilizan la imposición de castigos y aislamientos, carecen de acompañamiento profesional adecuado y operan al margen de los códigos de ética en materia salud mental.

Las terapias de conversión suelen estar dirigidas a niñas, niños y adolescentes

Estas pseudoterapias se aplican sobre todo a niñas, niños y adolescentes, que son llevados por sus padres a consulta o internados en encierros religiosos o en centros de rehabilitación de adicciones. Debido a que dependen jurídica y económicamente de sus padres, muchas veces no tienen capacidad de cuestionar o enfrentar su autoridad. Sus padres suelen actuar por prejuicios religiosos o porque confían en quienes les dicen que la diversidad sexual es un problema y les ofrecen estas “soluciones”; lo hacen porque están convencidos de que sus hijas o hijos en cuestión tienen una enfermedad, viven en pecado o tienen un estilo de vida condenable; por ello están dispuestos a hacer lo que sea para “corregir” su orientación o identidad.

Algunas modalidades atentan contra la dignidad y la integridad

Una de las modalidades más violentas son los talleres como Courage o Exodus; que atienden principalmente a jóvenes y adolescentes que son llevados por sus padres; durante las sesiones les se infunde la culpa, se les pide que se arrepientan frente a un grupo, se aplica el castigo y se hace oración. Se trata más bien de exorcismos, prácticas más apegadas a una lógica religiosa que a procedimientos científicos; quienes acuden a esos encierros pueden ser víctimas de maltrato emocional y castigos físicos, algunos son derivados a otros actores que utilizan prácticas más violentas como uso de choques eléctricos, provocación de vómito [1] [2] e incluso violaciones [3

].

Otra modalidad violenta es la atención que ofrecen algunos “anexos”, que son centros de internamiento para “rehabilitación de las adicciones” y que a veces hacen intervenciones para “corregir” la orientación sexual o identidad de género. En estos espacios se recibe a personas aunque vayan en contra de su voluntad y no hay certeza del bienestar físico ni psicológico de las personas internadas; sin embargo, la sociedad aún se niega a aceptar que estos espacios no ofrecen la ayuda profesional adecuada. Estos locales funcionan en condiciones precarias y fuera de las regulaciones por parte de instancias competentes que garanticen los derechos humanos.

Las intervenciones dirigidas a personas adultas

Aunque se promueven las terapias de conversión como si tuvieran bases científicas, en realidad operan desde la lógica judeocristiana del pecado y la redención. Una primera modalidad de intervención son los terapeutas que tienen cédula como psicólogos pero trabajan desde sus propias convicciones religiosas. Otra forma de “tratamiento” son los grupos de autoayuda inspirados en el modelo de trabajo de Alcohólicos Anónimos (AA); las personas generalmente son adultas que acuden de manera voluntaria porque no se aceptan o les ha sido muy difícil encontrar redes de apoyo; cada día prometen que durante 24 horas no tendrán contacto erótico, pensamientos o fantasías relacionados con la homosexualidad o la condición trans. En las sesiones, las personas se ponen de pie o pasan a un estrado para expresar ante las demás cuál es su “adicción” y hablan de las “tentaciones” o “recaídas” que hayan tenido; de esta manera reafirman la idea de que tienen un problema.

Existen algunos mecanismos para denuncia

Estas pseudoterapias violan acuerdos internacionales como los Principios de Yogakarta, donde México se compromete con el respeto a las diversidades sexuales con base en el principio de libre desarrollo de la personalidad. Los maltratos deberían denunciarse ante las fiscalías, y cuando se trate de menores de edad se debe acudir ante las procuradurías de protección de niñas, niños y adolescentes; desafortunadamente esto generalmente sucede porque los padres están desinformados y confían en las instituciones que les ofrecen terapias de conversión, generalmente las víctimas deciden no denunciar por temor a que se sancione a sus propios padres.

En casos que no impliquen agresiones, deberían hacerse denuncias ante la Secretaría de Salud y las comisiones nacional y estatal de arbitraje médico; sin embargo, casi no hay denuncias y las instancias no tienen experiencia en atender este tipo de casos, por lo que es necesario apoyarse con organizaciones civiles defensoras de derechos humanos.

La lucha por la diversidad sexual nunca termina

Es necesario que existan políticas públicas con visión de diversidad para que ofrezcan orientación las comunidades de la diversidad sexual y también a madres y padres de familia que reciben la noticia de que su hijo es homosexual, lesbiana, bisexual, trans o vive cualquier expresión de la diversidad sexual y de género. Esto ayudaría a que puedan acudir a los servicios adecuados para mejorar su aceptación y aprender herramientas para apoyar y acompañar a su ser querido sin exponerle a una situación de violencia y maltrato.. Para ello pueden apoyarse con profesionistas y organizaciones con formación especializada en temas de diversidad sexual y con perspectiva de género y derechos humanos.

Para el éxito de cualquier proceso terapéutico es fundamental que la persona que va a recibir tratamiento esté de acuerdo con iniciarlo y por supuesto que tenga un acompañamiento profesional y a cargo de profesionales en salud mental. La terapia debería enfocarse a que la persona se conozca a sí misma y resuelva las situaciones internas y relacionales conflictivas respecto a su sexualidad e identidad. En algunos casos, las personas sufren de desórdenes compulsivos en su sexualidad, en tales situaciones el problema no es la orientación sexual sino la compulsión, y para ello es recomendable que se atienda con profesionales de la sexología y de la salud mental que estén capacitados para atenderle.

Finalmente, es necesario que se legisle para prohibir las prácticas violentas y también aquellas que son fraudulentas porque, aún cuando atiendan personas adultas que acudan de manera voluntaria, en realidad constituyen intervenciones que producen más conflictos.

[1] Para profundizar, revisar la tesis de maestría de Rodolfo Bañuelos Zamora https://rei.iteso.mx/bitstream/11117/5533/2/Etnograf%C3%ADa+con+perspectiva+de+derechos+humanos+sobre+las+terapias+de+conversi%C3%B3n+gay+en+Jalisco.pdf [2] http://www.eluniversalqueretaro.mx/nuestras-historias/terapia-de-conversion-vivir-entre-culpas-y-miedo?fbclid=IwAR31vsc3seUEdMBrzGKWhrNJPJNslye3dpJi2QwyG9lcukG6EyTGKwinPRQ [3]https://www.mural.com/aplicacioneslibre/preacceso/articulo/default.aspx?id=1748305&opinion=0&urlredirect=https://www.mural.com/violacion-con-agua-bendita/ar1748305?fbclid=IwAR23BHdV6g8I-OyEwViJqxqBEga8wuKDNxM8Q1aGmRNTqyGQhqZ4Eu39lSs&flow_type=paywall

Especialistas
Conoce a los especialistas en el estudio del fenómeno religioso que escriben en el blog del #LOFRSC 
Ciclos
Encuentra todas las conferencias de nuestros ciclos anuales y los diálogos sobre novedades editoriales desde el 2016
Blog
¡Cada semana encuentra nuevas entradas de especialistas invitados! 
Comenta y comparte en tus redes sociales
Invitaciones
Encuentra invitaciones y convocatorias sobre los estudios del fenómeno religioso y ¡envíanos la tuya para publicarla!

#LOFRSC

  • Facebook
  • Twitter
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Facebook Icon