Sodoma, el objeto sociológico

Actualizado: 7 de may de 2019


Según el relato bíblico, Sodoma fue una ciudad de Medio Oriente destruida por mandato divino, a causa de su perversidad. La tradición oral judeo-cristiana indica que fue castigada por las prácticas homosexuales de sus habitantes. A partir de esta tradición y también de la interpretación de otros pasajes sagrados, la Iglesia Católica condena históricamente la homosexualidad como una desviación. La conceptualiza como una orientación sexual situada por fuera del ámbito sacramental (las parejas homosexuales no pueden casarse religiosamente, ni comulgar) y la considera un pecado grave. Los pronunciamientos y las observaciones de obispos y curas sobre la homosexualidad son tan vastos que necesitaría una enciclopedia para compilarlas. A modo de ejemplo, en el año 1994 el entonces obispo de Buenos Aires, Monseñor Quarracino dijo que los gays y lesbianas debieran vivir en un lugar aparte, “con sus propias leyes, y posibilidades de manifestarse (…) y de esa forma borrar una mancha del rostro de la sociedad”.[1] Años más tarde, el cardenal Mario Bergoglio, hoy Papa Francisco y por entonces también primado de la capital rioplatense, mencionó en una carta privada a una congregación de monjas carmelitas que la iniciativa de legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo en Argentina en 2010 era “obra del diablo”.


Ahora bien, Sodoma también es el título del último libro del sociólogo y periodista francés Frédéric Martel, cuya presentación para la revista Anfibia de la Universidad Nacional de San Martin (Argentina) tuve el agrado de participar hace muy pocos días.[2] No es objeto de estas líneas hacer un resumen ni una crítica literaria-sociológica de esta obra. Pueden encontrarse excelentes reportajes y síntesis de la obra de Martel en portales, sitios de internet y youtube. Mi intención es más bien reflexionar brevemente sobre los alcances teóricos y metodológicos de esta empresa periodística, de cara al estado actual de los análisis sobre la regulación religiosa de la sexualidad.


Como mencionaba más arriba, Sodoma. Poder y Escándalo en el Vaticano no es un libro sociológico. Está escrito en un registro expresamente periodístico, y la investigación que la sustenta (más de mil quinientas entrevistas realizadas durante cuatro años en diferentes países a obispos y sacerdotes) soslaya la conceptualización y desarrollo teórico y apunta a poner al descubierto practicas invisibilizadas intencionalmente por la institución. En efecto: según el autor, desde hace aproximadamente cuarenta años habita en el Vaticano una de las comunidades gays mas establecidas del mundo, compuesta por prelados de la más alta jerarquía, que no se definen a sí mismos como un grupo ni que tampoco hacen lobby a partir de su orientación sexual.


Por el contrario, son homofóbicos y se ocupan especialmente de denunciar y amonestar los avances mundiales en materia de derechos sexuales y reproductivos y también las garantías a la diversidad sexual. Aquí hay una de las primeras lecciones sociológicas que se pueden extraer del libro de Martel: la reconstrucción minuciosa de un mecanismo de poder que se despliega y se reproduce al interior de la organización, donde homosexualidad y homofobia no entran en contradicción. El libro explica convincentemente cómo para jóvenes católicos homosexuales en las décadas del cuarenta y cincuenta la carrera eclesiástica resultó una vía fértil para el crecimiento intelectual y profesional. Inclusive en ella pudieron continuar con sus prácticas homosexuales, más o menos estables, bajo una única clausula: el mantenimiento del secreto y la continuidad en el predicamento de la doctrina.


En esta clave, el aporte de Martel resulta importante porque en el campo de estudios sobre sociología de religión contábamos con importantísimos y cuantiosos estudios sobre la distancia creciente entre doctrina católica y la vida de los creyentes, pero sabíamos muy poco sobre la praxis sexual de los propios especialistas religiosos, al decir de Bourdieu.


La homosexualidad silenciosa y la defensa pública de la heterosexualidad como orden natural también eran y son recursos utilizados por los protagonistas para dirimir internas al interior del Vaticano: según narra el libro, la ventilación pública de affaires con amantes (hombres jóvenes que ingresaban a la Curia mediante un pago o porque ya tenían relaciones con los clérigos) resulta una carta frecuente en las intrigas palaciegas. Esta guerra de “carpetazos sexuales” y el propio libro de Martel conducen a una segunda reflexión sociológica: en tiempos de internet, de masificación del uso de los I-Phone, de las redes sociales ¿Cómo y cuánto pueden sobrevivir organizaciones, como la Iglesia Católica, que hacen de la cultura del secreto un modus vivendi?



Finalmente, la investigación de Martel incita a una serie de preguntas metodológicas ¿Cómo hizo para acceder a estos altos funcionarios de la institución eclesial, y sobre todo, a detalles de su vida íntima? ¿Qué artes y oficios del periodismo le valieron el acceso a datos blindados para muchos sociólogos y sociólogas? Junto a un colega, se lo preguntamos a Martel y sus respuestas fluyeron por el costado de la afinidad gay (el autor es un militante activo), y por el despliegue de un juego de seducción intelectual entre entrevistado y entrevistador. Podría agregar a estas explicaciones otros factores, como la gravitación de cierta dosis de frivolidad y la necesidad de los protagonistas de ajustar cuentas institucionales. Frente esta incógnita que se traza entre los logros periodísticos y cierta parálisis sociológica invito al lector a que ensaye sus propias hipótesis.


En suma, en mi primera columna en LOFRSC paradojalmente reflexioné sobre prácticas que de alguna manera se resisten a la observación, que intentan escapar de su lupa, pero no obstante, siempre terminan apareciendo bajo el ropaje del funcionamiento institucional y sus anomalías.

[1] https://www.youtube.com/watch?v=XClMyNPVARo


[2] La presentación y discusión en torno al libro puede verse completa en el muro de facebook de la Revista Anfibia y un resumen del libro segun el autor en http://revistaanfibia.com/ensayo/quien-soy-yo-para-juzgar/?fbclid=IwAR0eK9OFhO0xoKM09SYBxiwWbvWd92Sx014-7mqB8CO4zki-dBtpIfIiHOk

Especialistas
Conoce a los especialistas en el estudio del fenómeno religioso que escriben en el blog del #LOFRSC 
Ciclos
Encuentra todas las conferencias de nuestros ciclos anuales y los diálogos sobre novedades editoriales desde el 2016
Blog
¡Cada semana encuentra nuevas entradas de especialistas invitados! 
Comenta y comparte en tus redes sociales
Invitaciones
Encuentra invitaciones y convocatorias sobre los estudios del fenómeno religioso y ¡envíanos la tuya para publicarla!

#LOFRSC

  • Facebook
  • Twitter
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Facebook Icon