Todos cuentan en un #Censo ¿Y la religión también cuenta?

Los #censos son herramientas estadísticas importantes para conocer las características demográficas, sociales y económicas de un país. Se hace un recuento de todo el universo poblacional, muestra sus características y describe su composición. En sí mismo un censo es un ejercicio de medición sobre el universo completo de una sociedad, medición descriptiva que no ahonda más allá en otras posibilidades de interpretación. En México se llevará a cabo el censo de población en el año 2020 y se ha preparado un cuestionario básico y otro extenso para ello.

Cabe aquí preguntarse si el censo mide el fenómeno religioso. La respuesta es ambivalente: sí y no simultáneamente. Sí lo mide al registrar la adscripción religiosa de los habitantes. No la mide en tanto sus creencias y prácticas.


Es necesario precisar que no todos los países incluyen una pregunta sobre este tema como es el caso de Francia que bajo el principio de laicidad no vulneran la libertad ni la identidad de los ciudadanos.


En México si se incluye este tema, pero sólo una pregunta en todo el cuestionario pregunta que gira en torno a su adscripción y que será clasificada según el índice de asociaciones o instituciones religiosas identificadas por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística e Informática (#INEGI).


Pero la pregunta sobre adscripción religiosa en los censos, al menos en México, ha tenido aristas técnicas y desatado tensiones políticas. En lo técnico la dificultad es qué y cómo preguntar. Y en lo político la oposición de las iglesias, particularmente la católica, sobre el conteo de su feligresía que en cada edición va disminuyendo.


La formulación de la pregunta en términos de preguntar qué religión profesa supone en principio que todos profesan alguna fe. Por supuesto que hay margen para manifestar no profesar alguna, pero formular la pregunta a partir de colocar al encuestado en el universo religioso ya representa en sí mismo una dificultad. En el mismo sentido ocurre en el procesamiento de gabinete de los datos que manifestaron las personas censadas. Al ser una pregunta abierta el margen de error es mayor al momento de indicar que lo manifestado por la persona coincide con la clasificación de INEGI. Algunos católicos pueden decir profesar la fe cristiana y formar parte de dicho grupo religioso, o protestantes encasillados como evangélicos.


Para las cuestiones técnicas existen mecanismos de control metodológico, lo que no así las demandas políticas de las iglesias que, argumentando el proceso de clasificación señalan que INEGI les contabiliza menos feligreses de los que sus datos disponen. Llegan en algunos casos a descalificar al organismo técnico y pedir un conteo de feligrés por feligrés iglesia por iglesia.


Para el censo de población del 2020 en México habrá de tomarse las previsiones sobre los procesos técnicos. En ello hemos buscado incidir desde la academia hacia la política pública demográfica. Sobre las iglesias el derrotero del conflicto y las tensiones será otro y eso se dirimirá en el marco del Estado laico, hoy tan maltrecho como nuestra propia democracia.

Especialistas
Conoce a los especialistas en el estudio del fenómeno religioso que escriben en el blog del #LOFRSC 
Ciclos
Encuentra todas las conferencias de nuestros ciclos anuales y los diálogos sobre novedades editoriales desde el 2016
Blog
¡Cada semana encuentra nuevas entradas de especialistas invitados! 
Comenta y comparte en tus redes sociales
Invitaciones
Encuentra invitaciones y convocatorias sobre los estudios del fenómeno religioso y ¡envíanos la tuya para publicarla!

#LOFRSC

  • Facebook
  • Twitter
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Facebook Icon